domingo, septiembre 11, 2011

9/11 - A day to remember



Eran casi las 9 de la mañana de un martes bastante soleado. Yo iba camino a clases (tarde por cierto) cuando al llegar escuché una conmoción en el cuarto de foto-copiado. Mis ojos tuvieron que quedarse mirando, como incrédulos, por un momento aquellas imágenes en la televisión. Había un incendio en lo alto de una de las torres gemelas. Yo pregunté: "¿Qué pasa?" a lo que me respondieron: "Un avión se estrelló con el edificio!". Me quedé mirando mientras la reportera de CNN en Español transmitía información en vivo del suceso (a pesar de que iba tarde a clases me quedé mirando)

Solo minutos después de aquello, ahí, en vivo y en directo, observamos como otro avión a toda velocidad se estrellaba contra la otra torre. "¿Y ahora otro avión más?" Pensé... Ya no parecía un accidente o una mala casualidad. Yo tenía 17 años entonces.

De la nada sentí la piel de gallina y hubo un silencio abismal mientras todos los que veíamos las noticias en ese instante tratábamos de procesar aquel incidente. Imagino que a los televidentes les ocurría lo mismo que a mí: estábamos en shock.

10 años después aún hay preguntas sin respuesta. Todavía se me eriza la piel cuando me acuerdo cómo ambas torres caían verticalmente hacia la historia de uno de los capítulos más negros de los Estados Unidos de América. Y pienso en todas esas vidas inocentes que, sin saberlo, serían apagadas por la oscura sombra del terrorismo. Y ese día no era un Muro de Berlín el que caía o una bomba en Hiroshima lo que explotaba. Era el inicio de algo que había comenzado incluso antes de empezar. 

Por eso hoy, 11 de Septiembre del 2011, en todo el mundo se recuerda con terror lo frágil que es la vida, pero también lo mucho que vale. A esos héroes, hombres, mujeres y perros! (Sí, hasta hubo perros que rescataron personas) que en un día como hoy hace 10 años dejaron una marca en sus calendarios como un homenaje póstumo a la guerra entre el amor y el odio que hay entre los seres humanos, que no solo destruyó por completo el World Trade Center, sino también la vida de muchas personas, es que escribo estas palabras.

Que Dios los tenga en su Gloria ahora que por fin han encontrado un mejor lugar para estar que aquí, en el planeta Tierra.

Amén...

2 comentarios:

delfin en libertad dijo...

Un pasaje terrible para el mundo entero. Abrazos

Kri§ dijo...

Y más terrible aún para aquellos que lo vivieron, y perdieron a un ser querido...

Abrazos.

mirror mirror

1