lunes, mayo 10, 2010

Eva


Fue el tiempo de las cerezas como vino tibio, remojando unos labios que dejaron de ser solo carne y placer, y como estaca que se atora estaban sus ojos hacia el amanecer. Ella era pobre teniéndolo todo. Estaba muerta al andar.

Manoseaba las horas que luego dejaba guindando en las esquinas, colgadas de las bancas en el parque, impregnadas en los asientos de atrás de cualquiera. Tenía estilo al caminar. Pero solo eso tenía.

Le faltaba tropezar más, contra las paradojas afeminadas que su rostro iba formando al perderse en las ondas circulares de un charquito. No tenía palabra al hablar. Ella no hablaba con la boca. Y miraba cómo el tiempo yacía en una cruz; oía un palpitar que galopaba sobre la loma de su orgullo. Era la colina que se venía abajo.

Era su libertad...

Y como una sombra montaba sobre su cansado caballo de huesos. Como en blanco y negro apagaba su cigarrillo con la punta del zapato. Sus medias calavan más que la piel. Le había gustado pecar. Y como una Virgen María miró con los destellos a través del mar, y atravesando de lado a lado las aguas por completo, se descubrió a sí misma observando por las ventanas.

Decidió entonces que construiría los castillos de su realidad sobre la espalda de los elefantes, y moraría en ellos como en una casa de cristal.

Eva había aceptado su derrota al haber salido victoriosa.

Y resucitó como heredera del universo completo.

*Fotografía: Salvador Dalí*

1 comentario:

C.P.P.P dijo...

hola! la verdad es q hace mucho tiempo q no paso por los blogs y recien hoy vi tu comentario. Gracias por tu preocupación :) Vivo en una de las 3 regiones donde el terremoto REALMENTE se sintió, pero afortunadamente estoy muy bien, sin noticias q lamentar, salvo, claro, el dolor de estar tan cerca de la destrucción y la desgracia de la gente. Pero bueno, en Chile va siendo ley natural pasar 2 terremotos en la vida, más o menos cada 50 años la tierra de este lado se reacomoda, así es y así la queremos.
Espero q estés muy bien, va siendo bastante tiempo de lejanía, en realidad, pasaré más seguido. Gracias de nuevo y saludos!

mirror mirror

1