jueves, julio 16, 2009

Pensando...




Otrora en algunas culturas como la egipcia se creía que el ser humano al morir renacía con el mismo cuerpo al ser despertado por los dioses. Esta fue una de las razones por las que los antiguos faraones eran momificados y puestos en sepulcros con sumo cuidado.

En flagrante sabemos que tanto vivos como muertos serán juzgados en cuerpo y presencia física delante de Dios, es decir, que habrá una resurrección para el día del juicio final según el dogma cristiano.

Tomando en cuenta todo esto pienso en cómo la cultura y la sociedad ha ido erigiendo ese modelo de vida que todos pretenden tener. Todos quieren ser felices, tener lujos, encontrar el amor…

Atempero ustedes se han preguntado ¿Cuál es la verdadera razón para estar aquí? ¿Es quizá para conocer a la “media naranja”? ¿Tiene algo que ver con concluir una carrera y ser profesionales en la vida? ¿Hacer mucho dinero y vivir plácidamente? ¿Cuáles son realmente sus metas en la vida?

Y sigo pensando…

Es dable que muy pocas personas sepan ciertamente su auténtica vocación en el mundo, el por qué están aquí, su razón de ser en el universo y yerren por años tratando de encontrar respuestas. Y claro nadie nace con un manual bajo el brazo, eso es lo bonito que todo hay que irlo aprendiendo gradualmente.

No obstante la mayor parte del tiempo uno no se detiene en las vitrinas a cavilar sobre los pasos que vamos dando en la avenida, acaso en los precios del mercado, las tasas de interés, la inflación anual…?

Y no dejo de pensar…

¿Qué es lo que entonces quiere Dios para nosotros? Si la suma de nuestras decisiones se basa juiciosamente en nuestro beneficio personal y el de unos pocos, ¿No parece eso un tanto narciso? ¿Cuál es el modelo que nos enseñó Jesús entonces? Si el pobre hombre andaba con unos trapos feos y unos huaraches duros, no tenía casa y andaba a pie por todo el desierto.

¿Hemos desviado acaso la vista de las cosas que verdaderamente hacen la diferencia no solo en nuestra vida sino en la de los demás? ¿Sabemos de cierto perdonar a los que nos ofenden? La Biblia dice claramente que hay que mantenerse lejos de los impíos, los corruptos y los malhechores. Pero al mismo tiempo me percato de que si los que creemos en Dios nos alejamos de los pecadores porque queremos llegar a ser buenos ante los ojos de Él, ¿Qué estamos haciendo?

Ya he pensado demasiado…

“Ámense los unos a los otros como yo los he amado” enseñó Jesús en la última cena, y si todos somos hijos del mismo Padre, ¿Por qué al drogadicto lo hacemos a un lado? ¿Por qué nos apartamos de las personas que no aprobamos en lugar de tratar de ayudarlos a ver la Luz de Cristo?

¿Estamos todos contribuyendo a que el mundo sea ese lugar maravilloso que Dios nos regaló para vivir? ¿O somos de los que se hacen a la vista gorda y pensamos que con orar todas las noches por los pecadores basta? ¿Somos de los que observan desde adentro a los que están afuera y los punteamos como si no tuviéramos la misma naturaleza impenitente?

Y aún así todos queremos ser felices… Haciendo lo que consideramos mejor para nosotros. Por eso es lamentable cuando personas como Diana de Gales se van de este mundo. Yo lloré a pesar de que era apenas un chico de corta edad porque era la única “princesa” que prefería estar en África ayudando niños con desnutrición que en su alcázar tomando el té “real” con gente viviendo vidas irreales.

Si hoy nos tocara morir, ¿Estaríamos preparados para el viaje? Es decir, las personas que amamos ¿Sabrían que las amamos y las personas que odiamos sabrían que las hemos perdonado? De todos nosotros ¿Cuántos podemos decir que moriríamos en paz? ¿Sin miedo a morir?

Le toca a ud pensar…

7 comentarios:

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Excelente reflexión!!!

Creo que después de este excelente post,no tengo nada mas que agregar.

Saluditos

angie dijo...

Creo que si me pusiera a pensar te hago un post acá, y la verdad me duelen los ojos de estar en la compu y la verdad más verdadera es que no tengo idea de que decir.

Pero me parece algo muy interesante y que da para hablar...

Así que felicitaciones por tu post que me dejo pensando y sin palabras.

L'Petite dijo...

Ya lo dice el dicho (valga la redundancia)

"Haz el bien sin mirar a quien"

Pensar mucho cansa.

Igual que cuando uno se esfuerza demasiado.

Srta Cuchillo dijo...

Desafortunadamente a veces las intenciones no traspasan el marco de nuestra cabeza, no atraviesan las fronteras de la dilapidada conciencia.

Muchas veces ni siquiera existe un impulso real, tan solo el deseo efímero por querer hacer la diferencia en un mundo tan igualado pero sin igualdades...

El desequilibrio empieza cuando se trata de poner todo en una balanza.

A veces sería mejor constipar las fuerzas y avanzar sin miedos pero paso a paso, para evitar el caos emocional que produce la realidad abrumadora.

Buscar a Dios es el primero de esos pasos. Mantenerse en Su Verdad son todos los demás.

Sabine L'Elle dijo...

"Ils ne se servent de la pensée que pour autoriser leurs injustices, et n'emploient les paroles que pour déguiser leurs pensées"

Eso diría Voltaire seguramente. Cronológicamente su vida está por empezar realmente.

Feliz parto.

fredoomlady dijo...

fuerte remecimiento para algunos (me incluyo) jjjejejej
saludos y gracias por los abrazos.
pero tambien hay que pensar si todos ayudaramos a las personas que lo necesitan ya no existirian personas que lo necesiten por ende donde dejariamos la caridad???
con eso no estoy llamando a que la gente no ayude ni nada por el estilo solo fue un pensamiento loco que alguien alguna vez me dijo ... y luego me explico que todo tienen un sentido tiene sta vida, nose aveces pecamos de sobervios pensando que hemos sido enviados al mundo para ayudar... quisas muchas veces lo que necesitamos es ser ayudados y tal vez asi nosotros mismos al permitir dicha ayuda estamos cooperando con el otro :P
saludos.

Kri§ dijo...

HeidyGracias! Espero que te haya hecho pensar un poquito un saludo nena! :)

AngieMe alegro que te haya dejado pensando mi post y pues te mando un saludo desde acá hasta allá :)

L'PetiteSí, pensar mucho cansa como también hacer y hacer y no ver resultados positivos! Gracias por su misteriosa visita como siempre.

Srta CuchilloCreo que es su primera vez en este espacio y sin embargo su comentario fue de gran satisfacción para mí, lo que puso al final es muy cierto, lo fácil es aceptar a Dios en nuestra vida lo difícil es mantener la fe.

Un saludo!


SabineMaravillosa analogía sobre la vida... en realidad podríamos verlo en la manera de que cada día es un renacer. Gracias por pasar y dejar comentario!

LadyMe parece muy buena tu idea! Pero difiero un poco porque creo firmemente que fuimos pensandos con un propósito y bueno todos somos parte de ese plan de Dios y creo también que aunque creamos que no somos capaces de ayudar sí lo somos! Vos con tu blog no sabés a cuántas personas has ayudado! Un saludo nena gracias por la visita!

mirror mirror

1