lunes, julio 06, 2009

cada día...


Es un día más, otro rato en la estación del bus esperando... Mirando el cielo ennegrecido y triste queriendo llover en la ciudad.

Es un momento tuyo en mi cabeza, en esta boca que aprendió a decir "te amo" sin decirlo. Otra forma de encontrar color en la oscuridad de mis manos. Y aquella luz que disparada fundía el polvoriento acetato de mis ojos, solo existía cuando veía amanecer tu iris apenas visible por las pupilas dilatadas del silencio.

Apuesto a que no sabías que todos los días me acuerdo de tu sonrisa boba cuando me decías que eras un "apricot pequeñito" y yo reía bobamente igual que vos.

Siempre es un día más, un rato menos empacando todo para el viaje sin regreso. Y créeme que aunque este corazón se haya vuelto más roca, sedimento y ruina con el pasar de los años ahí dentro, cuando la piedra se haya roto en dos brillará fulgoroso el diamante que pusiste en el.

Dios me está llamando hace tanto... Y mis oídos se quieren hacer sordos porque siento que no estoy listo para dejar todo esto todavía. Pero si el día de mañana Dios decide que ha llegado mi hora, estoy seguro que mis últimas palabras no serían para vos. Porque no quiero que llegue ese día, como cada día, y seguir creyendo que jamás volveré a escucharte llamarme como solías hacerlo antes.

Cada día es un paso hacia adelante. Es una frente en alto y un vaivén de nimiedades que se hacen grandes cuando en las noches es otra la que despierta a mi lado.

Cada día es un rato más de mí en tu cabeza, seduciendo la extraña idea de que soy solo el fantasma de alguien que jamás creyó en el amor. Como la parodia del pobre homeless que se acostumbra al suelo frío y sin sentido, a las sobras de pan en la basura y los cartones malolientes que contra la lluvia del invierno no son buen refugio.

Dicen que el hogar está donde está tu corazón, y si mi corazón no está aquí, ni tampoco está allá, dónde está? Jaja... Siempre ha estado aquí solo que nunca creí que me lo habían robado antes.

Cada día siento que muero un poco más. Y cada vez que pienso en eso regreso un poquito más a la vida. Es difícil aceptar cuando las cosas mueren, es difícil... Pero Dios no deja nada a medias, por cada ser humano que muere en un día nacen miles y miles! Y yo espero que el día que yo ya no esté entre uds recuerden esas cosas bonitas y divertidas que alguna vez dije o hice. Espero que a todos aquellos que de alguna manera les hice daño comprendan que mis intensiones nunca fueron malas. Que ojalá me disculpen por todas las lágrimas y los malos ratos que cada día hice que tuvieran.

No es un adiós, no es una despedida, es algo en lo que pienso cada día... Porque de cierta manera cada día es un hasta luego. Cada día es un amanecer nuevamente. Cada día es un feliz no-cumpleaños...

La vida puede ser muy frágil... Como un péndulo que de la nada deja de marcar la hora. Y de esa forma es como los susurros del anochecer nos dicen que cada día oscurece a las 6... pero durante 12 horas de oscuridad podemos distinguir la belleza de las estrellas o la luna. Está en nosotros mirar hacia arriba.

Me acordé de Allie cuando en la madrugada del sábado pasado estuve recostado en la calle mirando el semáforo en verde con ella... Y me di cuenta de que yo jamás seré Noah mientras vos no querás volver a ser Allie.

La vida es como un cigarrillo... Y ahí va el bus... repleto de gente que solo se queda mirando mientras yo decido caminar bajo la lluvia que empieza a caer.

Por qué esperé en la estación del bus para al final decidir solo mirarlo pasar? La lluvia me invitó a sentirla.

Tal vez mi error fue creer que la respuesta estaba siempre en esperar el bus para no mojarme. A veces mojarse te hace valorar más la importancia de las estaciones de transporte.

Justo cuando estaba aprendiendo a besar el sonido de la puerta cerrándose fue un puñal en la garganta. Y me quedé sin palabras para volver a decir "te amo" otra vez.

Por eso cada día es una esperanza, una sonrisa desconocida. Cada día es un desearte lo mejor aunque no lo sepas, aunque no lo creas y aunque no lo diga.

Y que te recuperes pronto de tu operación. Gracias a Dios por ponerte a Mon'ami en el camino ya que sin él ninguno habría aprendido todo lo que estamos aprendiendo y vos tal vez no estarías aquí para leer esto.

Parcipollos.

Y salud para todos.

10 comentarios:

Poison Girl dijo...

Es bastante duro aceptar, sea lo que sea esa parte del proceso siempre es la peor.

Sin embargo si lo vemos todo desde otra perspectiva nos vamos a dar cuenta de que no importa si somos héroes o villanos al final todos somos insignificantes seres humanos.

Y si la historia no se trata de Allie y Noah, puede que sea de Bonnie y Clay, papá Noel y la señora Claus...

El amor es libertad, no se puede pretender que una persona se convierta en "propiedad" de nadie. Es muy diferente el "uso" que la "apropiación".

Capeto Piccolo.

Paolita dijo...

SI LOS DOS TENIAN RISAS BOBAS ES X Q SON PAR DE BOBOS JAJAJAJAJAJ (BROMITA)

fredoomlady dijo...

UUFF BASTANTE DESOLADOR TU ESCRITO PERO MUY CLARO...Y CREO K POR UNOS INSTANTES PUDE COMPRENDER TU DOLOR Y ESE NADA IMPORTA POR QUE NADA PUEDE DOLER TANTO COMO AQUELLO...
SALUDOS... TEN ESPERANZA TODO PASARA...
NO TE DESPIDAS SINO COMO TU MISMO DICES AHY QUE VER LA LUNA Y LAS ESTRELLAS...

Kri§ dijo...

Gracias a todos y todas por la visita y las palabras!!! Es siempre un placer leer sus comentarios :)

L'Petite dijo...

En la vida no debería haber lugar para arrepentimientos.

La victoria comienza en la cabeza lo mismo que la derrota.

angie dijo...

Nada, nada en el mundo como caminar en vez de tomar el colectivo. (El Bus como le decís)... y nada como que llueva.

Y como digo yo, la nada es cosa de poetas.

Kri§ dijo...

Gracias por sus comentarios! De hecho hay mucha razón en sus letras estimados colegas.

Un saludo

Anónimo dijo...

pero uno muy muy muy chiquitito.

Anónimo dijo...

Pero uno muy muy muy pequeñito..

Anónimo dijo...

Big fail!

mirror mirror

1