martes, febrero 24, 2009

. . .


"No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”


Mateo 6:19-21

8 comentarios:

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Amén!

No hay nada mejor que tener el tesoro en los brazos de EL

Saludos

evie (: dijo...

Por algo los más grandes tesoros no son materiales.

Cuidate,

adiós.

Alice Jp dijo...

Sometimes things in life are not like things in fairy tails.

Selfishly our thoughts becomes in shadows just to remind us that the true stuff in this world is the one which have came from heart.

Alice.

Kri§ dijo...

Heidy: Vos lo has dicho, nada mejor que saber donde está nuestro verdadero tesoro y no en tanta cosa que hay ahora que tiene tan confundido al mundo y sobre todo a los jóvenes débiles que se dejan seducir por las cosas materiales...

Evie: Gracias por la visita! Espero te haya gustado el blog y sí, por algo los tesoros más grandes no son materiales, no hay mayor riqueza que la que dura para siempre porque cuando nos morimos nada de lo que tenemos en esta tierra se va con nosotros sino que se pudre como nosotros nos podriremos en la tumba... A valorar lo que de verdad vale!

Alice: Nice! Thanks for visiting! And i agree with you things in fantasies are not like reality, what a shame some people use to believe their dreams will come true just keeping on dreaming so false they seems to dont even know which things are the ones that really worth it.

Haha sorry if I make a mystake my english is not that good :)

Lau dijo...

valioso texto. gracias por compartirlo. hay que aprender a vivir con la pureza en el corazón...
un abrazo!

Kri§ dijo...

Lau: Totalmente. Hay que aprender a vivir con el corazón libre de porquerías... Aunque si la mente no lo ayuda pues se le hará difícil distinguir qué cosas son importantes en la vida y qué cosas pues no importan tanto. Porque perdés tu vida creyendo que todo era por dinero o por atención o por una casa gigante o una carrera prominente y pues la verdad Dios no nos va a juzgar por nuestro grado académico ni por qué tan grande es nuestra cuenta del banco o qué modelo de carro tenemos...

Un saludo!

L' Petite dijo...

porque nadie vive de cosas materiales y sinceramente esos que se pasan creyendo mas que los demas solo porque tienen dinero en realidad viven una vida de vacíos ya que la felicidad verdadera, la que perdura es la que se busca en lo espiritual y no en lo mundano.

Kri§ dijo...

L'Petite tiene ud toda la razón. Ese es mi punto gracias por la visita! :)

mirror mirror

1