viernes, febrero 24, 2006

DE NADIE


Fuí
el remedio perfecto
y aunque no fuí
un experto
iba con el alma
y el corazón
desnudos
en nudos
en calma
así
como haciendose el amor.
Fuí
esa gota de lluvia
de fe
tibia
incesante
constante
rota
tuya.
Mía
siempre y nunca
y ya nunca jamás
nunca más
nunca...
Mía.

5 comentarios:

Ana dijo...

Que triste es dejar de ser cuando se siente haber sido todo y un poquito más

Gla´s dijo...

muy bello... es tuyo?

Chris dijo...

Más que triste Ana es difícil aceptarlo, cuesta mucho dejar ese todo en alguna esquina del corazón o la memoria donde no nos tropecemos con él.

Lunita, sí es mío, es de esas cosas que escribo cuando no puedo salir por la ventana y volar hasta su ventana a susurrarle al oído lo que siento.

EstefaniaV dijo...

Excelente, simplemente bello. Me llegó demasiado...
Gracias compañero Artefactuoso.

Chris dijo...

Gracias a vos compañera por la visita y que bueno que te gusto!!! :)

mirror mirror

1