lunes, septiembre 26, 2011

Refugio




Estoy seguro
que aún cuando no quieras irte
si te vas
quedará un rastro senil
tras de ti
como luces que
después de tanto brillar
se apagan.

Sabré entonces
que tu adiós lo dijimos tantas veces
en las húmedas capas del olvido
como la arena que queda fría
que se ahoga con la espuma
de las olas al pasar.

Sentirás que esta vida
es la montaña que jamás escalaste
porque se hizo pequeña al verte pasar
para que vieras con la ceguera de los años
que nada es del mismo color.

Y buscarás
como atrapada en la caída libre
palabras infinitas que te lleven
a cualquier lugar
a todas las alamedas y caminos
que te hagan sentir madre
de todo aquello que simpre fue tuyo
pero que sólo yéndote
lograrás hallar.

Y será tu nombre
como la estrella fugaz
que un día viene
y luego se va

Pero veré tu rostro en las esquinas
con los niños al jugar
y sonreiré
porque aunque te hayas ido
siempre estarás.

Para ti, mamá.


Papá, mamá y yo.



6 comentarios:

delfin en libertad dijo...

Esto me llega profundamente. Un abrazo!

Jenn dijo...

Hermoso...y es una palabra pequeña para el sentimiento en esto que escribes.! un abrazo Kris.!

1987 dijo...

No hay como las madres, sean como sean, ellas nos trajeron al mundo, que la tuya tenga mucha paz!

Kri§ dijo...

Delfín: Qué bueno que te gustara, ultimamente (por no decir desde hace años) que no escribo un poema realmente. Pero este es dedicado a ese ser de luz... Abrazo!

Jenn: Como diría Borges: Las palabras me son insuficientes! Saludito!

1987: Sí, que Dios me la tenga con mucha paz, de ella aprendí muchas cosas! y aún cuando se vaya, seguiré aprendiendo más todavía!

Narcissa dijo...

Mae qué buena nota su mama!!! unas buenas vacaciones en la playita eh? Abraxo ;)

Kri§ dijo...

Unas excelentes vacaciones!!! Esa playa en particular (fuimos como a 5 diferentes en ese tour) es la más hermosa del planeta entero!!! You gotta go there! :)

mirror mirror

1