jueves, mayo 26, 2011

El estado de la cuestión



Es curioso que hayan pasado dos años y dos días ya. Se me hace poco y a la vez suficiente, no el tiempo, si no el esfuerzo que hice para desterrar lo triste del asunto cuando se me encogió el corazón al verla partir.

Lo mismo sucedió hace tres años y no recuerdo cuántos días, cuando con sus desatinadas ganas de enseñarme a las malas que el amor duele, se fue con el hombre de al lado para aprender que el fracaso es el maestro de los perdedores.

Para ese entonces apenas y guardaba dosis mínimas de sentido común, tratando de explicarme una y otra vez que el amor no estaba en las palabras, ni en las cartas que ella perfumaba, ni en ninguna de aquellas canciones en la radio.

Lo he pensado y puede que sea cierto: quien golpea primero es quien golpea mejor, pero el que recibe el golpe tiene mejor conocimiento de la contienda que nadie: Sabe si el puño ajeno logrará prevalecer o si vale la pena luchar hasta el último round.

¿Cómo explicarle entonces que el amor estaba en todas partes, menos en las egoístas denominaciones que, por muy sorprendentes y originales, eran evidencia de un justo menosprecio hacia las crudas desigualdades que había entre los dos?

No podía evitar sentirme culpable cada vez que a ella se le antojaba, como única alternativa de victoria posible, jugar a ser la víctima de de sus propios actos desmedidos en mi contra. Y ni qué decir del placer que sentía cuando me miraba exprimir los ojos como grandes limones sin semilla, cada vez que la oportunidad -o el rencor- le metía ideas absurdas para enfrentarse a las consecuencias de su error en plural.

Pero de eso creo que ya van a ser 6 años.

Y ahora sé que esa cuestión solo cede ante la solemne presión del calendario que cuelga de una triste pared. Mayo solo tiene 31 días, no más. Y eso basta para que de vez en cuando todo parezca un Stalingrado en 1942, un Rattenkrieg que busca a toda costa perpretar atentados contra el Hitler moderno de la envidia, los celos y la falta de sentido que tiene amar cuando basta con mirar alrededor para hacerme la misma pregunta de siempre: ¿Qué es el amor?

No por puro gusto es que me acuerdo de la casa asco, "la mansión" como le llamé primero. Y de polli y de cómo su vida no fue más que un sufrimiento de 76 horas encerrado en una cajita con aserrín, y de cómo la rata ninja era más invencible que los Rangers de Texas. Las anomalías en mi disco duro me demuestran que no siempre la equidad es una regla. Tal vez por eso es que ya no quedan más sabios filósofos chinos, ni tampoco volví a celebrar los no-cumpleaños de los demás.

Aunque aún quedan seres naturales, ya no me importan los rituales narcisistas de las 5 capas de maquillaje Revlon y cremitas Nivea que usaban para disimular, que la fuente de todo lo feliz en este mundo podía estar en cualquier lugar menos en su corazón. ¿Qué podíamos aprender los unos de los otros si nunca quise compartir mi soledad con nadie?

¿Por qué, entonces, ser vegetariano si otro matará al animal que yo no quise comer? ¿Por qué ahorrar el agua que otro desperdiciará? ¿Es acaso todo lo que hago en vano? ¿Es que hay una fórmula exacta como decir π = 3,14159265358979323846 para la felicidad? Por eso me gusta mi mundo, porque en el no hay dominios: ni dominantes ni dominados.

Ya sé que mentí: no fueron las últimas líneas que le escribí a ella, y a ella, y a ella también. No puedo cumplir con mis amenazas de chiquillo llorón. Lo que sí hice fue cambiarle el sentido a esas líneas, porque ya no son lascivas, dramáticas... Ahora soy un lúcido y mayúsculo recuerdo en su piel; ni la utilización de métodos conductuales de terapia ni mi desensibilización congnitiva podrían emblanquecer los nubarrones que con insistencia amenazan de lluvia los aterdeceres del pasado.

Y ahora, aunque la chica cósmica se haya enfrentado a las fuerzas de mi naturaleza, el estado de esta cuestión es más que obvio: no hay desastres naturales, no existe tal cosa cuando somos responsables y concientes del peligro que representa estar enamorados.

No habrá ningún Boriska ni mucho menos un Harold Camping que me convenza de que el fin se acerca. Sobre todo porque estoy en contra de las monarquías emocionales que se van creando con la dependencia cotidiana de nuestra rutina. Me rehúso a husmear más allá de lo necesario.

Y no voy a hacer berrinches por Marcy, Celestina, Sarahí o cual nombre tuvieran mis maestras. Tampoco haré el acto de escapismo ni diré discursos de paz. Siempre hay un lugar para los cobardes donde esconderse.

Esto que busco no es para ponerlo de adorno encima del T.V. sino para aprender a amarte como no amé a ninguna, aunque jamás lo aprenda, no porque no pueda sino porque no me hará falta.

Esa es la cuestión.

P.D.: Olvidé poner el video de la semana jaja --> Paloma Faith, aunque muchos digan que suena a Amy Winehouse, para mí la Faith no tiene nada que envidiarle a la Winehouse. Disfruten!


16 comentarios:

Anónimo dijo...

cuando algo se rompe cuesta mucho pegarlo de nuevo y aunque se pueda pegar siempre se veran las quebraduras..........

eso le pasa al corazon de las personas y nadie puede pegar los pedasos rotos ni siquiera una misma!!!!!

r@mon dijo...

nice video! she is amazing thats it

nice blog too

cya

Srta.Xetina dijo...

fuerte pero the show must go on!
animos

Cherry ♥ dijo...

Ya entendi lo que no entendia y lo que me dijiste que leyera..... Gracias!!

El Paladín de los Ingratos dijo...

Si no se es feliz por uno mismo, es muy egoísta pensar ke otra persona tiene ke dedicar de su tiempo para hacerlo a uno feliz.

jennto dijo...

Es lo que hacemos de vez en cuando...buscar en la memoria a quienes fueron y contarles que ahora todo anda bien...

Siempre una lectora, aunque hace años hace que no te veo Kris...

Kri§ dijo...

Anónima: Sí, las marcas quedan de por vida, pero sirven para recordar que todo lo que sube también baja.

Ramon: Thanks

Piti: Eso es verdad, siempre hay que continuar, sea como sea.

Shu: Qué bueno que lo pudiste entender.

Paladin: Muy cierto lo que dice...

Jenn: Sorpresa y media verte por acá! Aunque honestamente a la gente que ya no está con uno qué les importa si uno está bien o no, digo, cada quien tiene ya sus propias cosas en las que preocuparse, digo... Aunque nunca está de más un saludo bienintencionado!

Años sin verte Jenn, un cafecito?

Anónimo dijo...

La respuesta a su mensaje es: leertte siempre ha sido grato para mi.

Narcissa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kri§ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

I...like the things that you hate
And you...hate the things that I like
But it hurts
Honesty's your church
But sometimes
It's better to lie
I...am the vinegar and salt
And you...are the oil that dissolves
My frustration
Honesty's limitation
But sometimes
It's better to lie
I am the vinegar and salt
And you are the oil that dissolves my frustrations
Limitations
But sometimes...
I don't dare to ask why

Sky dijo...

"no hay desastres naturales, no existe tal cosa cuando somos responsables y concientes del peligro que representa estar enamorados"

Has externado mi lema :)
Pienso exactamente igual, pero he visto cm la mayoria de los maes no tiene nocion algua de esto...
Bueeeno, sola soy muy feliz gracias a Dios :D

Pase al fin,, robando de mi apretado horario del facebook un poco para leer blogs jajaajajj vere si lo sigo haciendo, ya me hacia falta!

Un abrazo!

Kri§ dijo...

Skycita: Tenía tiempo sin verte, y qué te diré... a veces es más sano estar solos por un tiempo, y a veces no lo es.

Facebook-ciana? No tendrás una granja y esas cosas, o sí? :s varas!

Saludos!

Allek dijo...

que tal..! pasaba a saludarte
y a invitarte a pasar por mi blog..
he subido un texto nuevo..
te dejo un fuerte abrazo!!!

Anónimo dijo...

Vos sabés que cuando ya no hacen falta excusas, solo queda tomar acciones.

Kri§ dijo...

Allek gracias por el saludo y la visita!

Anónimo: Las acciones siempre irán de primero, las excusas no cambiarán al mundo, las acciones sí.

Saludos!

mirror mirror

1