domingo, diciembre 13, 2009

to love means to live


Colgué estas medias de nostalgia no en la chimenea sino en el basurero. Cada mes era una pesadumbre aterradora como naufragio a la mitad del mar.

Me gustaba suponer que bordabas un pedacito de lo nuestro en el corazón de cada uno. Y se te destiñió el alma.

Erramos al tener la razón. Debimos habernos equivocado más veces.

Después de todo, ¿Para qué volar? Si me enamoré de una mortal, amante de la niebla que sale de los bosques al amanecer. Ella era la estaca en el pecho del vampiro, la oscuridad para la luciérnaga, el viento para la hoja que cae...

Bastaron unos cuantos tiros para verte morir, y me quedé con las ganas. Esta vez tú ganas porque yo no pierdo nada, girarás sola en ese torbellino de girasoles turquesa hasta que privaticen algunos servicios públicos.

No entiendo, no entendía y no quiero entender. Me conformo con saber el precio de los cigarrillos clase A. Un rojo... mucho dinero para solo 20 porciones. Acepto el trato y me desato del muro en donde estuve asido y desmembrado.

Insistían las cortinas en ponerse cafés con el tiempo, y las telarañas con promociones hacia la muerte misma. Era el lugar una osadía constante contra los apogeos. ¡Más le valía tenerlos bien grandes! -los pies- si no quería hundirse en el fango asqueroso de sus malas decisiones.

Esta vez si vamos a salir será por la puerta del frente.

2 comentarios:

Paulina dijo...

E REGRESADO!!!! no creas que he olvidado revisar tu pagina, tan solo estuve un poco alejada de los escenarios o mejor dicho de los teclados jajaja....pero para mi creo que nunca existira un no retorno!!!
muchos saludos y como siempre nomas, tus escritos son una maravilla..

fredoomlady dijo...

La anterior era yo jajaaj, a que ahora si me reconoces.

mirror mirror

1