miércoles, octubre 03, 2012

Pangea


Pangea es muy grande para tan poco amor, con sus niños disfrazados como polvo en las ventanas y sus propiedades de venta al mejor postor. Aquí se llaman a las cosas con otros nombres, imaginados, gratos, como un soliloquio que se repite y se repite sin parar.

Solitario, esperanzado, con sueños de días sin tormenta, embarcaciones sin naufragio, como la apología del suicidio que va matando las horas, porque para ir rápido es mejor en soledad, pero para ir lejos es mejor estar acompañado.

Algunos somos como siervos menguados, desprovistos de facultades redentoras, impedidos para cambiar, buscando aceptación como muestra del reconcilio entre la estrechés de corazón y la lágrima viva.

Que la gran revolución comience...



Come away with me in the night
Come away with me
And I will write you a song

Come away with me on a bus
Come away where they can't tempt us
With their lies


And I want to walk with you
On a cloudy day
In fields where the yellow grass grows knee-high
So won't you try to come?

Come away with me and we'll kiss
On a mountaintop
Come away with me
And I'll never stop loving you

And I want to wake up with the rain
Falling on a tin roof
While I'm safe there in your arms
So all I ask is for you
To come away with me in the night
Come away with me


2 comentarios:

delfin en libertad dijo...

A veces vamos por la vida repintando con colores no aprendidos y no nos dejamos llevar por el trajín de los cambios. Entonces aparece el que juzga. Pero afuera está la salvación del silencio. Somos muchos espero, impedidos para cambiar. Me encanta leerte, aunque lo que yo haya captado, sea diferente a lo que hayas querido expresar. Es la magia de las palabras. Me encantó. Besos!

SOL dijo...

a veces ni entiendo lo que decís, pero eso no hace que deje de gustarme lo que leo... un saludo mocoso :)

mirror mirror

1