viernes, enero 15, 2010

PENSAMIENTO DE COLORES


Alguien me dijo hoy que uno a veces no piensa en blanco sino a colores. A veces no se piensa nada solo en colores. Me quedé pausado un momento tratando de asimilar aquella cosa y fue el recuerdo de aquel dulce sabor amargo en su sonrisa el que desentumió mis músculos.

Explotaban como kamikazes los regocijos del anochecer mientras nos iban descubriendo mundos diminutos en las envolturas pegajosas de la complicidad. Aquel corazón viejo y asqueado se descolgó la armadura dejando al descubierto una herida sangrante, purulenta y desmedida.

Siempre es bello perder el aliento de vez en cuando.

Pero es hermoso dispararle a los silencios en la sien.

Sobre sábanas de flores soñaba que despertaba y la puñalada que tenía en la garganta se esfumaba, como este maldito humo que se deshace -como caprichoso- es ondas disimuladas sobre la nada.

Lo inesperado es lo que sucede con más frecuencia, como este colapso frenético de nimiedades que se matan unas a otras con tal de sonreirle burlescamente a los desdichados.

Creo que jamás en mi vida estuve tan cerca del infierno como hoy. Podría jurarlo. Era como una tarjeta de invitación al matrimonio del pecado y la lujuria. Sodoma y Gomorra eran como los pedazos de queso que disponen de su gentileza para cazar a las ratas. Un veneno dulce y mortal ahora invade mi circulación y mi cabeza. Creo que la esquizofrenia me está volviendo loco. (Jaja?)

ARREPIÉNTANSE! Porque el fin está cerca... Aún sostengo las predicciones que hice para el año pasado. (ver post del año pasado) (creían que iba a poner el link? No sean vagos ;] ) Y si su último día de vida puede ser mañana entonces que sea el mejor último día de nuestra vida. No soy emo, pero me gusta Muse.

Ahora sí, en qué estaba? Ah, sí! El infierno... Pero sin embargo se podría decir que el cielo a veces está al otro lado del mozaico, sentado en tu cama mirando tu mirada. Tocando tu rostro con el pensamiento e indudablemente invitando a los desconocidos a entrar.

"Y dónde está el color en todo este pensamiento?" Dirán algunos, pues yo les garantizo que si con la letra no basta entonces necesito ser más directo. (Jaja?)

Ahora si, vayan y tengan muchos hijos para que se endeuden hasta el rabo y tengan que comprar todo de la marca Sabemás (que no es tan mala por cierto).

Vamos a ver qué dice el señor "tiempo" ahora. (Debo confensar que no me fío mucho de ese tipo de hecho) Lo único de lo que estoy seguro es de que no estoy seguro de nada. Soy como una marioneta tirada por las manos del diablo. El engendro de la maldad que renació para sacudir el polvo de las callejuelas desquebrajadas de su vida.

A veces la verdad se vuelve una mentira idealizada, un perdón sin arrepentimiento y una aguja en el pajar. Sea como sea en la madriguera siempre estará prohibido prohibir. Es nuestro mundo imaginario hecho realidad.

Y fueron solo 60 segundos... que van a durar todas las horas de esta vida. "Debería ser cortéz y encender la luz" le dijo la vocecilla. "Voy a hacer que piense que lo de la candela fue casualidad" aseveró. Eran 60 segundos y una eternidad.

No sabemos qué tan profundo es este abismo, Mrs. Romanenko. Y al final del túnel tal vez no haya ninguna luz.

O tal vez resplandezca el más maravilloso de los amaneceres por nuestra ventana.

Todo se fue con el huracán...

3 comentarios:

Paolita dijo...

SIN OFENDERT KRIS PERO TU PENSAMIENTO DE COLORES PARA UN POST GAY DIGO SE VE BIEN EN UN BLOG FEMENINO PERO NO EN EL DE UN MACHO



SALUDOS

T.Q.M

Luciérnaga Enojada dijo...

¡Tock tock!

¡Tooooock toooock!

¿Nadie piensa abrir la maldita puerta? Bien, pues igual voy a entrar -mis zapatos de tractor lo pueden todo-.

¿Y bien?

Jesucristo, ¡pero miren lo que dice ahí arriba! Que alguien le sacrifique, arranque la piel para después entrar en una cuestión ética: ¿le echamos sal o le bañamos en orines?

Porque el pensamiento en colores NO remite a lo homosexual o a lo "gay" (la palabrita de moda en los jóvenes ahora). Gay, gay, gay.. ¿Qué carajos de gay tiene pensar (escribir) en colores?

Ah claaaro... ¿La banderita de diversidad sexual? ¡Ja! Si a alguien le sobra un mapita, pues lo puede donar a alguien de por acá que no se ubica en el contexto.

Sin señalar a nadie ↑

En fin, mi querido saltamontes (sí es con usted), ¿cuando cabalgamos por el arcoiris? Ansío pensar de manera tan pintoresca; y luego, jugamos a ser gays, ¿le parece? Porque no soy homofóbica.

Saludos desde el más allá, un beso.

Indigo dijo...

Mae!!! Dem dem tuanis! Me gusto mucho!

mirror mirror

1