lunes, febrero 13, 2006

LO QUE EXTRAÑO ES EL SENTIMIENTO


Mi fin de semana estuvo cargado de experiencias buenas, bonitas y baratas. Extrañamente todo se juntó para dar forma a las 56 horas más completas que he tenido este año y que no había tenido en mucho tiempo además.
Salí con una amiga a la que quiero mucho, que me cae demasiado bien y además se ríe de casi todas las malas bromas que hago para aparentar simpatía. De todos modos ella sabe que soy un amargado que solo quiere hacerla reír para no aburrirla con mis ya repetidas historias.
Al final me di cuenta de cuánto necesitaba romper con mi rutina, al igual que ella y ambos lo confesamos abiertamente, era justo y necesario pasar dos días juntos.
Dormir dos noches seguidas con la misma persona... Jamás en mi vida lo había hecho y fue demasiado rico, no hubieron fuegos artificiales ni tampoco ardimos en un fuego de candente pasión y lujuria. Fue lo contrario, fue al revés.
Vimos televisión hasta tempranas horas, fumándonos un cigarro y cuándo ya no quedaban más compartiendo el último a medias. Escuchándo música y "bailando" en su sala y cocinando se nos fueron las horas.
Fue la primera vez que cocino para alguien más (fuera de mi casa) y no estuvo tan mal, de hecho no estuvo mal. Y extrañamente siendo el invitado más chineada y complacida no la podía tener, le cociné, le limpié el apartamento, saqué a Doly a pasear en las tardes, los masajes, el desayuno en la cama...
Y eso que sólo es mi amiga!
Nah... En realidad no importa, sea mi amiga o mi novia (con más razón) siempre seré así, un alcahueto concentidor de primera, todo por ver a la gente que quiero esbozar una sonrisa cuando sé que más la necesitan, y cuando no también.
Sin embargo, a pesar de que todo era entre amigos, en cierto momento sentí algo extraño, no sé si producto de que el vino ya había hecho efecto o porque me sentí triste por un instante. Quería besar a mi amiga O_o y yo "Chris, estás ebrio? No puedes besarla, es tu amiga, mírala, dormida, además sería a traición por lo menos dale la oportunidad de que te pueda cachetear!" Así que no le hice caso a mis hormonas y solamente me acerqué para abrazarla.
Fue cuando pensé que ella en realidad no me gustaba, sino el sentimiento que revivía al estar conmigo, y por todo lo genial que había estado el día.
El sentimiento de amor, de sentir que hay una persona que no duerme en paz si antes no ha escuchado tu voz. Una persona que cuando te abraza no quiere dejarte ir, que le preguntas "no me vas a soltar?" y te responde con un "no" muy dulcemente y casi suspirando. Una persona que está sin estarlo y que llama a la vida por tu nombre.
Tal vez lo que extraño es ese sentimiento...

10 comentarios:

medea dijo...

Muy bien descrito! Es lo que llamo estar enamorado del amor, y del efecto que tiene en uno. Querer a alguien nos hace sentir bien, muchas veces independientemente de si nos quieren de vuelta de la misma manera.

Disfrute a su amiga, como ellas hay muy pocas.

Ana dijo...

Chris que dulce! Me encanto imaginarme un fin de semana de esos, y es que como decís hay amigos a los que se les quiere de una forma singular, por lo que se haría cualquier cosa por hacerlos felices.
Me llama la atención que seas así, de esos que se llenan más con una sonrisa de alguien quien querés que con algo material, poca gente es así.
Como dice Medea, disfrutá de tu amiga porque hay pocas así.
Saludos!! =D

Gla´s dijo...

Que linda experiencia!!! envidiable en verdad. Me alegro que hayas tenido un fin tan excelente, y lo que dices es cierto, a veces es justo y necesario darse una escapadita del mundo como esa... felicidades.

y si, esa amistad se ve que vale la pena... siga así de chineador.

PAcita

Chris dijo...

Medea:Bienvenida al mundo del gris, antes que nada. Y sí, podría decir que soy un fanático del amor y sus cursilerías. Así me gusta ser aunque muestre una apariencia de seguridad y de "soy tan rudo que nada me puede hacer daño" es solo para defensa personal.

Ana:Tengo muy pocos amigos, de hecho amigos de verdad ninguno, pero eso es arena de otro saco. Las personas con las que comparto son especiales porque de una u otra han calado en mí. Generalmente cuando quiero a alguien de la forma que sea, mi ego desaparece y lo único que me gusta es hacer feliz a esa persona, verla sonreír por mi culpa simplemente no tiene precio, nada se compara con esa sensación.

Lunita:Esas experiencias son las que uno no olvida, pero queda pendiente el Scrabble ;) PACita!

Saludos a las tres ^_^

CRISK dijo...

Que èxito escuchar o leer que estas feliz, te quiero mucho...

Chris dijo...

Gracias Crisk!!! Tal vez no feliz feliz pero estamos en eso, disfrutando cada momento así hasta donde me da en corazón que es lo importante! Tenía rato de no verte por estos colores, saludos! :)

Sonrisa de Monalisa dijo...

MMMM Me voy a apropiar de la letra de dos canciones.... muy muy muy diferentes en género y en contenido....

Cuando leí esto te sentí entre lo que dice Pablito "Ninguna desición que no sea un riesgo puede borrar huellas de dolor" y lo que dijo mi querido y extrañado Capmany "Creo que sólo era el olor de tu champú".

Estoy exagerando los límites de mi rango... pero es para estar segura de que estas dentro!!

;-)

Chris dijo...

Capmany es toda! Y pos... Creo que muchas veces es así, Hay que arriesgarse, claro, una cosa reemplaza la otra, camarón que se duerme se lo lleva la corriente, no por mucho madrugar pasa el bus más temprano... ^_^

Sonrisa de Monalisa dijo...

No, yo creo que no se reemplaza... es como el amor según Cabral... "nuca se muere sólo cambia de lugar"...

Chris dijo...

No me refiero a que el amor se reemplaza, me refiero a las malas experiencias, todo eso malo que uno decide eliminar o cambiar por cosas buenas! :)

mirror mirror

1