martes, diciembre 06, 2005


No sabía cuando desperté si levantarme o seguir distraído. De haberme levantado seguramente tendría la mente en muchas cosas, y si seguía distraído mi corazón estaría en una sola. Probablemente no pensaría con claridad así que me di la oportunidad de tener paz, por lo menos unos minutos más.

Y no importa lo que ellos dicen, si más importa lo que siento y todos los momentos buenos que deseo tener. Es como un especial de medianoche o un maratón de sonrisas y llanto.

Y esas son cosas que uno no debería perderse por nada. Después de todo no siempre van a estar ahí.

No sabía cuando me enamoré si darlo todo o quedarme con algo. De haber guardado algo seguramente en este momento podría al menos devolverlo, pero cuando uno lo da todo al final no le queda nada más que guardar unas cuántas lágrimas secas, cartas con aroma a nunca jamás y uno que otro suspiro atorado en las redes del pasado, que si fuera tan lejano como debiera sersería mejor.

Nunca me gustó dejar que la suerte decidiera mi destino, destino que después de todo nunca existió mas que en la memoria de algunos pájaros, quienes desafortunadamente todavía andan por ahí, sobrevolando todo lo que no tiene alas, todo lo que ya no puede soñar.

Ya estoy cansado de decir que no siempre lo más fácil es lo mejor y que lo mejor es comenzar siempre por lo más fácil, o eso le oía decir a mi abuela.No importa quien tiene la razón si de todos modos ya no triunfan los que ganan, sino también los que luchan. Eso cuenta también, no?

Pero ya dejándome de sarcasmos, en lo que sí estoy de acuerdo es en amar, cuando uno ama de verdad, con locura. Porque el amor todo lo cura y lo que no cura lo transforma en mariposas de papel o en cenizas, dulces cenizas.

Así que pensándolo bien preferí levantarme que quedarme distraído. Corría el riesgo de sentirme desolado, incompleto, por más que mi corazón se quedara callado, mi cabeza siempre le da inmensos giros a la realidad.

Mejor así, o mejor no. Dejemos que la suerte decida esta vez…

4 comentarios:

CRISK dijo...

Suerte...

Chris dijo...

o destino? :)

CRISK dijo...

no creo en el destino...

Chris dijo...

no creo en la suerte...

mirror mirror

1